¿Cómo ser un agente inmobiliario independiente?

Cómo ser un agente inmobiliario independiente

Si estás aquí es porque te has planteado la idea de ejercer en el sector de los bienes raíces. Para muchos ciudadanos esta es una profesión muy atractiva, puesto que tiene una cantidad de ventajas tentadoras. Una de ellas es que no hace falta graduarse de la universidad. Entonces, te vamos a responder cómo ser un agente inmobiliario independiente, esto con información precisa y útil. Quédate y descubre un interesante mundo. 

¿Qué es un agente inmobiliario?

Primero que nada, necesitamos establecer lo que se entiende por agente inmobiliario. Se le considera así a una persona que es mediador, asesor, verificador y gestionador de operaciones con bienes inmuebles.

Estas operaciones son, básicamente, la compra, venta, cesión y arrendamiento de las propiedades. Además de eso, un habilidoso en esta área posee muchas capacidades y destrezas en los sectores de marketing, economía, jurídico e inmobiliario. 

Aptitudes personales que debe tener un agente inmobiliario independiente

Ya te comentamos que no hace falta estudiar una carrera para la gestión de bienes. Sí hay conocimientos teóricos y prácticos de mucha ayuda. No obstante, lo que marca una diferencia entre unos agentes y otros es el manejo de las siguientes características: 

  • Iniciativa. Esto es algo a lo que quienes trabajan por su cuenta se deben enfrentar. Los trabajos no van a llamar a tu puerta por sí solos, sobre todo si estás empezando. Una vez que te crees una reputación y los que han tenido tus servicios te recomienden, será algo más natural. Mientras eso sucede, el que consigue las oportunidades y hace propicio el terreno eres tú. 
  • Buen negociante. Para negociar eficazmente hay distintas claves. Por ejemplo, el arte de la persuasión. Estos profesionales saben convencer a los usuarios, aplican técnicas para que consideren sus propuestas y tomen el camino que ellos les muestran. Aunado a eso, tienen una confianza superior, no hay una muestra de debilidad o flaqueza. Lo anterior es especialmente útil para dejar ver a los implicados que la orientación tiene sentido. 
  • Comunicación. El éxito también se logra atendiendo a las pequeñas muestras verbales y no verbales. Debido a eso, las personas que prestan sus servicios de esta forma tienden a observar y escuchar todo en cada encuentro. Exponen las ideas y logran una retroalimentación de provecho. Igualmente, defienden un punto de vista sin dejar de lado el respeto a los demás. 
  • Multitareas. En esta vocación es indispensable manejar varias tareas a la vez. No es factible desatender una ocupación para realizar otra, son muchas responsabilidades que requieren atención. 
  • Imagen. Desde el día en que tomes el título de agente inmobiliario, tendrás que portar una apariencia adecuada. Cada vertiente juega un punto importante en este entorno laboral. Si te ves pulcro, elegante y arreglado, estarás transmitiendo que posees credibilidad y te sientes bien. Funciona en todos los ámbitos, confías más en una persona que te da la imagen de que tiene todo controlado, piensas que estás seguro. 

Conocimientos concretos

No está todo en las cualidades generales, hay aprendizajes funcionales para operar y que encontrarás fácilmente en cursos. Los siguientes:

  • Mercado inmobiliario. El competente de esta rama tiene que entender el mercado a profundidad, todos sus movimientos y técnicas. Acertar en cuanto a sus ventajas y desventajas, hacer planificaciones futuras con base, hallar sus resquicios y más.
  • Tributación. Un agente inmobiliario freelance es autosuficiente y tiene una obligación tributaria a la que hacer frente trimestralmente. La facturación, registro, recopilación y paga de impuestos (según su epígrafe) son los ejercicios normales de su hacer. 
  • Derecho. La redacción de contratos, pautas de cláusulas, condiciones, responsabilidad por una parte u otra son otros de los conocimientos. Aunque, claro está, apoyado de lo que dicta la ley. 
  • Marketing. Al momento de captar clientes se precisa tener un espacio en Google. Las redes sociales, páginas webs y publicidades son herramientas efectivas en donde mostrar el producto.

¿Cómo ser un agente inmobiliario independiente?

Te damos los primeros pasos para volverte un agente inmobiliario independiente en España:

  1. Aprueba un curso para agentes inmobiliarios
  2. Alcanza el alta como autónomo en Seguridad Social y RETA. 
  3. Establece un territorio donde sea viable tu intervención. 
  4. Crea una página online y contrata una publicidad en redes. 
  5. Elabora varios modelos de contratos. 
  6. Selecciona la entidad bancaria de tu conveniencia. 

Esperamos haber contestado adecuadamente tu pregunta de ¿cómo ser un agente inmobiliario independiente? Recuerda que la constancia, práctica e ingenio te ayudarán a crecer.

PERFIL DEL AUTOR

Daniel Osuna
Daniel Osuna
Redactor Polivalente - Ingeniero Metalúrgico - SEO. Trabajando en el mundo online desde hace varios años y en una gran cantidad de proyectos tanto de periodismo como de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba