Ha llegado el momento que comience a ahorrar en el consumo de gasolina y en Diario del Dinero queremos contarle cómo debería hacerlo.

¿Sabía usted que sólo el 13% de la energía que contiene la gasolina del tanque se utiliza para mover el automóvil? El resto se pierde en forma de calor y de energía para que entre aire al motor y salgan los gases que son producidos por la combustión.

Si usted conduce un automóvil, seguramente se preguntará con frecuencia cómo puede reducir su consumo de gasolina y, por consiguiente, ahorrarse un poco de dinero. Mucho más ahora que el precio de la gasolina sube y sube. El arranque en frío, frenar y acelerar continuamente, la fricción constante entre las partes mecánicas y de rodamiento, la resistencia que ofrece el aire al avanzar, etc., dan origen a un mayor consumo de combustible y a una contaminación inútil. La solución para ahorrar gasolina es bastante sencilla, pues existen medidas relacionadas con nuestros hábitos de manejo que pueden disminuir  el gasto de gasolina hasta en un 30%, además de prolongar la vida útil de las partes de nuestro automóvil y brindarnos mayor seguridad al conducir.  Veamos que podemos hacer para ahorrar nuestro dinero de un modo sabio:

Puede ser común que  usted al encender el motor del automóvil lo deje calentarse por lo menos cinco minutos, sin embargo sabemos que eso no sirve de nada, ya que el motor encendido de un vehículo que no está en movimiento consume gasolina inútilmente.

Medidas para ahorrar en su consumo de Gasolina

  • En época de bajas temperaturas, caliente el motor de 30 a 45 segundos como máximo.
  • Avance a velocidad moderada al inicio de su recorrido, acelerando poco a poco. Espere a que la temperatura del motor se estabilice para demandar entonces la plena potencia de su automóvil.
  • Evite acelerar a fondo en el momento del arranque, ya que puede provocar un desgaste  prematuro del motor, dañar las bujías o los inyectores y producir depósitos excesivos de carbón que reducirían la eficiencia en el funcionamiento.
  • Utilice un aceite multigrado de buena calidad para darle protección extra al motor en el arranque, sobre todo a bajas temperaturas.
  • En autos de transmisión manual, cambie de velocidad cuando el sistema motriz lo permita. Las velocidades bajas están diseñadas para lograr una rápida aceleración, mientras que la cuarta y la quinta son para ahorrar gasolina.
  • Mantenga los neumáticos inflados correctamente. Cuando no tienen el aire suficiente, ocurre una fricción mayor que la normal contra el pavimento, haciendo que su automóvil gaste más gasolina. Tenga en cuenta que además de ser peligroso tener los neumáticos bajos de aire, los mismos se gastan más rápido de lo normal bajo estas condiciones. Además, debe revisar el desgaste de las gomas, ya que si este  es anormal, quizás necesite alinear su automóvil.
  • Al acercarse a una pendiente hacia arriba, acelere gradualmente antes de entrar a la subida. No acelere mientras esté en la pendiente, pues sólo se forzará su motor y aumentará el consumo de combustible.
  • Cuando la pendiente sea hacia abajo, ahorre combustible valiéndose de la gravedad y del propio peso del vehículo para impulsarse.
  • Cuando maneje en carretera, cierre las ventanas y use la ventilación interior. Abrir las ventanas aumenta la resistencia del aire sobre el vehículo, por lo que hay un mayor consumo de gasolina (casi de un 10%). En la ciudad, si la temperatura se lo permite pues  baje las ventanas del automóvil, ya que el aire acondicionado aumenta el consumo un 20%.
  • Busque la gasolinera con los mejores precios. Algunas marcas de gasolinera suelen vender el combustible a un precio más bajo en comparación con el de las grandes petroleras.
  • No conduzca a velocidad excesiva, ya que la resistencia del aire aumenta mucho más en proporción a la velocidad. Por ejemplo, a 75 millas por hora, gasta un 15% más de gasolina que a 62 millas por hora.
  • Saque del vehículo los objetos pesados que no va utilizar. Por cada 45 kilogramos extra que carga su vehículo, el consumo de combustible se incrementa un 2% aproximadamente.
  • Tome la ruta más corta o eficiente para llegar al trabajo o hacer sus gestiones. Puede resultar que una distancia más larga sin semáforos sea más eficiente para el consumo que una más corta en la ciudad.

Veamos ahora  como podría calcular el rendimiento de su automóvil y a cuánto asciende su ahorro al aplicar estas medidas. Para esto, puede seguir el procedimiento siguiente:

  • Llene el tanque de combustible de su auto; anote la fecha, el precio y la cantidad de litros de gasolina que compró, así como la lectura del odómetro.
  • Cuando llene nuevamente el tanque, anote la fecha, la lectura del odómetro, el precio y el número de litros de combustible consumidos.
  • Haga un cálculo de los kilómetros o millas recorridas y la cantidad de litros que consumió en el periodo.
  • Al volver a cargar gasolina, repita el procedimiento y compare sus resultados con los del periodo anterior.

• Para obtener el rendimiento, divida la cantidad de kilómetros o millas recorridas entre los litros de gasolina consumidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *