¿Por qué debes tener una planta del dinero? (y cómo cultivarla)

Por qué debes tener una planta del dinero

En Diario del Dinero hasta ahora nos hemos enfocado en ir reuniendo conceptos, estrategias y herramientas para acercarnos a la independencia financiera, expandiendo los conocimientos. Y si bien es cierto que nuestra idea base es obtener el éxito en los negocios desde el aprendizaje y la práctica, sería un error omitir el componente de suerte existente. En tal sentido, te invitamos a conocer todo lo relacionado con la planta del dinero, lo que incluye cómo cultivarla. ¿Quién dice que no se puede atraer la suerte?

¿Cuál es la planta del dinero?

Su nombre científico es Plectranthus verticillatus y se le conoce como la planta del dinero, incluso en algunos lugares lleva la denominación de planta del dólar. Su origen se consigue en el interesante y extenso continente africano, particularmente en el sudeste.

Es una planta con un tiempo de vida extenso y presenta características aromáticas. A su vez, la altura promedio que alcanza es de 30 centímetros, de modo que su manipulación y cuidado se hace bastante cómodo. Las hojas que posee son dentadas y muestran características carnosas.

Para que puedas tener éxito en su cultivo y no te desesperes, la planta del dinero florece desde mediados de otoño hasta mediados de invierno.

¿Dónde nace su relación con el dinero?

Todo comenzó con una leyenda urbana que se fue extendiendo, en la cual se indicaba que al lograr hacer crecer esta planta, entonces estabas abierto a la suerte por el resto de tu vida con el dinero.

Otra variante de la historia comenta que la tradición se basaba en hacer crecer la Plectranthus verticillatus junto a una moneda en el sustrato, lo que ayudó para que con el tiempo adquiriera el nombre de planta del dinero.

El cuento popularizado dice lo siguiente: “Un humilde y laborioso granjero encontró un día en el campo una planta fuera de lo común, nunca había visto ninguna parecida, así que decidió desenterrarla. El pequeño árbol era difícil de arrancar de raíz y al granjero le costó mucho desenterrarlo, pero, finalmente, consiguió llevarlo a su casa. Una vez allí, se dio cuenta que el árbol era muy fuerte y, sin excesivos cuidados, continuó creciendo”.

Posteriormente: “El humilde hombre tomó ejemplo del árbol y decidió ser persistente, fuerte y no rendirse ante las adversidades cuando quería conseguir algo. Al poco tiempo, su granja fue muy bien y se convirtió en un gran empresario”.

Son varias lecturas las que se pueden sacar, pero todas llevan hacia la prosperidad, algo que por ahora seguimos buscando.

¿Cómo cultivar una planta del dinero?

Dejaremos ciertas condiciones que se le deben dar a la planta para que crezca en un entorno favorable.

Temperatura óptima de cultivo

Uno de los primeros aspectos que no se debe pasar por alto es la temperatura del lugar, ya que la Plectranthus verticillatus está acostumbrada a zonas cálidas. Sin embargo, hasta los 8 °C se considera un clima adecuado.  En caso de que la temperatura afuera sea considerablemente fría, una buena opción es proteger la planta en dicha temporada encontrándole lugar dentro de la casa o establecimiento.

Agua necesaria

Dependiendo de la estación vamos a variar la frecuencia de regado. Por tanto, en invierno solo será necesario suministrar agua una vez a la semana. Mientras que en verano se requerirán al menos 3 veces a la semana, aunque siempre monitoreando el aspecto de la planta para conocer su estado.

Uso del abono

En principio, la tierra y el sustrato seleccionado deben tener condiciones favorables para que la planta del dinero pueda crecer sin obstáculo. Sin embargo, se deben hacer retoques conforme pasen los meses. Específicamente dos meses después de su plantación, se recomienda añadir algo de materia orgánica. De acuerdo al comportamiento de las hojas, se puede optar por repetir el procedimiento.

La mejor manera de podar la planta del dinero

Se realiza normalmente en el mes de octubre y consiste en cortar entre 8 y 10 centímetros, partiendo del final de las ramas. Con estas zonas extraídas de la planta del dinero se pueden hacer nuevos cultivos.

Nosotros ya tenemos nuestra planta del dinero en fase de crecimiento, por lo que te animamos a que hagas crecer la tuya y agotes otro de los recursos financieros atípicos: el supersticioso. ¡Alístate y saluda a la suerte financiera!

PERFIL DEL AUTOR

Daniel Osuna
Daniel Osuna
Redactor Polivalente - Ingeniero Metalúrgico - SEO. Trabajando en el mundo online desde hace varios años y en una gran cantidad de proyectos tanto de periodismo como de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba