¿Qué es la depreciación de activos?

qué es la depreciación de activos

No paramos y la nueva lección que hemos preparado para tu aventura financiera está relacionada con qué es la depreciación de activos. Si tienes una vaga idea de lo que se trata, no te preocupes, que tocaremos las zonas neurálgicas para que todo quede bien estructurado en tu cabeza. ¡Seguimos avanzando!

¿Qué es la depreciación de los activos?

La depreciación de los activos es la disminución, reducción o desgaste que experimenta el valor de los bienes a raíz de una serie de criterios económicos. Lo normal es que los activos fijos vean mermada su valoración con el paso de los años. Sin embargo, existe una singularidad con los terrenos, ya que pueden incrementar su precio paulatinamente.

Para determinar la depreciación de los activos es necesario tomar en consideración el uso, tiempo y obsolescencia. Bajo estos conceptos, se establecen diferentes métodos para hacer una proyección en el tiempo y, posteriormente, realizar los cálculos correspondientes.

Métodos para determinar la depreciación

Depreciación acelerada. Se enfoca en el lineamiento de que la pérdida de valor de un activo es considerablemente mayor durante sus primeros años.

Actividad de trabajo. En este método se hace la estimación de valor de acuerdo al trabajo realizado y a la producción total alcanzada. Es utilizado en su mayoría para efectos de maquinaria.

Línea recta. Su principio básico es que el porcentaje de depreciación se mantiene invariable año tras año, lo que permite hacer una estimación aproximada, pero no precisa.

¿Cómo se calcula?

Como vimos anteriormente, existen tres métodos principales, pero el más utilizado por estar bastante simplificado y ser funcional es el de la línea recta. Así pues, vamos a mostrar cómo se calcula por medio de un ejemplo práctico.

Se tiene una criba eléctrica de alta potencia y se desea determinar rápidamente la depreciación que presenta, para ello, haremos lo siguiente:

Costo de la maquinaria (criba) = 40.000 €

Depreciación = 15 %

Sacamos el 15% de 40.000, es decir, 6000. Esto lo restamos del total.

Depreciación calculada = 40.000 – 6000 = 34.000

Esto podemos trasladarlo a la depreciación de acuerdo a una cantidad de años específicos y sabremos de manera aproximada el precio actual de nuestra maquinaria.

La pérdida de valor de los activos es algo con lo que todos debemos lidiar, por tanto, antes de hacer una inversión es recomendable que se incluya en el análisis de proyección todo lo relacionado con la depreciación.

También existen ciertos máximos de depreciación que pueden servir como guía en relación a lo que se dispone en cualquier empresa. No olvides que tener un espectro amplio con respecto al tema financiero no te exime de recurrir a los profesionales pertinentes en el área. La asesoría es siempre un recurso valioso que acercará que el equilibrio económico termine en números verdes después de todo.

En resumidas cuentas, la depreciación de los activos es un mal que se debe asumir de forma inteligente y requiere estar un paso adelante. Hoy en día existen muchas herramientas y métodos para salir airoso sea cual sea el escenario. Así cerramos este capítulo, pero nuestra misión continúa.

PERFIL DEL AUTOR

Daniel Osuna
Daniel Osuna
Redactor Polivalente - Ingeniero Metalúrgico - SEO. Trabajando en el mundo online desde hace varios años y en una gran cantidad de proyectos tanto de periodismo como de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba