¿Qué es un contrato de Arras en la compra de una vivienda?

contrato de arras

Si estás interesado en el mundo de bienes y raíces o tienes la intención de incursionar en este mundo, debes haber escuchado sobre el contrato de arras, o lo que también se conocer como un anticipo.

Lo primero que tienes que saber es que se trata de un contrato privado, donde las partes que están involucradas en la compra de algún bien, pactan la reserva de la compra de bienes, ya sean muebles o inmuebles.

Para ello, la parte dispuesta a comprar, hace entrega de una parte del dinero como señal de compromiso. Es un contrato que forma parte de los precontratos, pues este tipo de contrataciones, obligan a llevar a cabo la firma de un contrato en el futuro.

Es una de las mejores formas para muchos compradores de asegurarse con algún bien y son muy versátiles porque se adaptan a automóviles, casas, edificios o pertenencias similares.

Cómo funciona el contrato de arras

Antes de firmar un contrato de arras es importante que sepas cómo funciona y que leas muy bien las especificaciones para que sepas lo que estás firmando. Un contrato de arras tiene como fin ser un acuerdo donde ambas partes aseguren su parte de la compra-venta.

En este contrato, el comprador debe entregar una cantidad de dinero pactada por ambas partes, la cual será descontada al final de la transacción, del precio total del bien. Es una especie de garantía tanto para el comprador como para el vendedor.

Para que ambas partes respeten lo acordado, se establece que si como comprador, terminas echándote para atrás, entonces pierdes el dinero que hayas aportado como arras. Ahora si eres el vendedor y decides parar la operación, tienes la obligación de devolver al comprador la cantidad que te haya entregado pero por duplicado.

En este contrato se debe establecer claramente todos los puntos importantes y relacionados con la compra y venta del bien. Por lo general para este contrato, se establece que el comprador entrega un 10% de la vivienda como parte de concepto de arras, pero debes tener presente que estos montos pueden cambiar dependiendo del acuerdo libre que hayan establecidos ambas partes.

Un punto importante es que cuando el periodo entre el contrato y la firma final no es muy largo, entonces no se recomienda que se establezca una cantidad de arras muy elevada, por lo que en esos casos, se suele establecer como monto, el 5% del valor de la compra de la vivienda o el bien en cuestión.

Qué información debe contener

Ahora que tienes una idea de qué es un contrato de arras, es importante que tengas muy claro cuáles son las pautas que debes seguir y cómo es el modelo de un contrato de arras para que logres transacciones seguras.

Antes de firmar un contrato como éste, debemos recomendarte que te asegures de que cuente con la siguiente información:

·         Datos personales: en esta parte se deben incluir los nombres y apellidos, así como el número de identificación de la parte compradora y también de la parte vendedora. De esta manera se especifica quienes son las partes involucradas.

·         Identificación del inmueble: también es importante que haya una identificación del inmueble, así como una descripción detallada de lo que se quiere comprar o vender, para que no haya confusiones con otros similares.

·         Precio: debes asegurarte de que en el contrato se encuentre el precio final de la compraventa y también se encuentre definido la forma de pago, para que no hayan desacuerdos al momento de recibir el dinero.

·         Cantidad del anticipo: es importante que se incluya la cantidad establecida por ambas partes, y de ser posible especificar qué porcentaje del precio final representa, para que al momento de concretar el pago, puedan descontarlo.

·         Tiempo: se debe establecer también cual es el tiempo máximo que se ha establecido por ambas partes para el contrato de compraventa.

·         Compromiso: en el contrato se debe establecer que cuanto tiempo va a durar el contrato de arras para concretar la venta y también definir qué se debe firmar en una escritura pública.

·         Gatos: es importante que en el contrato se establezca también cuáles son los gastos que acarrea el proceso de compraventa para que ninguna de las partes terminen perdiendo.

·         Firmas: finalmente, es importante que el contrato cuente con las firmas tanto del comprador como del vendedor.

PERFIL DEL AUTOR

¿Qué es un contrato de Arras en la compra de una vivienda?
Iñaki García
Periodista. Fundador de Diario del Dinero, creador de una Agencia de Marketing y muy interesado en el mundo de las finanzas y el emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba