¿Vale la pena pagar un seguro?

Vale la pena pagar un seguro

Este es un tema que suele generar más dudas de lo que parece y es que son muchas las personas que comentan estar pagando un seguro que para muchos, alcanzan niveles de pagos muy altos y pues es normal que algunas personas duden sobre si vale o no la pena pagarlo.

Aspectos a considerar a la hora de pagar un seguro

Pues bien, lo primero que tienes que saber es que hay tres cosas muy importantes que tienes que considerar al momento de decidir si adquirir cualquier tipo de seguro, pues son consejos que te van a servir de mucha ayuda.

1.       Aspecto económico

Bueno como ya debes saberlo, cuando pagas por un seguro de entierro, estás pagando todos los meses una cantidad determinada a una entidad, para que al momento de tu fallecimiento, pues esta entidad se haga cargo de todos los gastos que se generan en una situación como esa.

Un caso que se aplica también a cualquier tipo de seguro, es por eso que el aspecto económico es fundamental a la hora de decidir si vale o no lo pena hacer este tipo de pagos. Y en este punto es importante que entiendas que lo que tienes que hacer es comprar un seguro para todo aquello que no puedes permitirte que ocurra.

¿De qué se trata esto? Bueno en principio lo que tienes que saber si no tienes el monto necesario para cubrir un seguro de entierro por ejemplo o si no quieres cargar a tu familia con un gasto que tal vez no tienen la capacidad de cubrir, entonces lo mejor es que asumas el reto y te hagas con este en seguro.

En el caso de que tú seas la persona que genera el principal ingreso en tu familia y no puedes permitirte que tu esposa o esposo, hijos o demás familiares vivan tranquilamente durante un buen tiempo si te pasa algo a ti, entonces tiene sentido que pagues lo correspondiente a un seguro.

Si tienes un coche de alquiler y no puedes permitirte que sufra algún golpe, entonces lo más lógico es que pagues un seguro que te proteja ante estas situaciones.

Es allí donde entra el punto del tema económico, pues en este punto entiendes que estás pagando un coste más alto de la probabilidad real de que este evento inesperado ocurra. Y es que evidentemente una compañía de seguros debe recibir ingresos por sus servicios, por lo que siempre te cobrará una prima adicional al costo real de la eventualidad en cuestión.

Entonces debes prestar mucha atención en este punto, pues si hay situaciones que pueden presentarse de las cuales no tienes que protegerte porque consideras que puedes cubrirlas perfectamente a nivel económico, entonces tomar un seguro no tienen ningún tipo de sentido.

Incluso si hablas de un seguro de entierro, pues aunque es un escenario por el que ninguno quiere pasar, pues al final si consideras que tu ingreso o lo que tienes tu familia puede cubrirlo, no vale la pena invertir en el seguro.

2.       Aspecto sobre la comodidad

Puede que en principio no entiendas muy bien que tiene que ver esto, pero lo cierto es que si tiene que ver y mucho. Para muchas personas la comodidad es fundamental para llevar una vida tranquila y con menos preocupaciones.

Por ejemplo, si eres de las personas que no tiene en mente lidiar con todo lo que implica llevar un coche al taller, buscar repuestos, recorrer toda la ciudad buscando una pieza y otros eventos, quiere decir que para ti la comodidad tiene un mayor peso que el aspecto económico.

Entonces, en este punto, puedes sentirte libre de tomar la decisión de si pagar un seguro, pues si prefieres pagar un coste más alto pero olvidarte de preocupaciones que consideras lo que hacen es quitarte tiempo o generarte más estrés, pues sin duda el seguro es la mejor opción para ti.

3.       Aspecto patrimonial

Sí, aspecto patrimonial, puede que pienses ¿esto que tiene que ver? Pero es un aspecto que no deberías dejar pasar por alto y que es muy importante. Y es que pasa por preguntarte si tú, con tus capacidades y tus habilidades para generar dinero y para producir ingresos tiene más sentido tener el dinero ahorrado para cubrir esa eventualidad que pues terminar pagando una cuota mucho menor cada vez al mes durante el resto de tu vida.

Y es que para muchas personas este dinero que se ha reunido con ese fin, también puede ser muy útil para otro tipo de transacciones e inversiones que tal vez pueden ayudar a generar más dinero para finalmente cubrir todos los aspectos económicos con comodidad, incluyendo aquellos eventos inesperados.

Pero, esta es una de las cosas en las que debes prestar especial atención, pues es muy importante que separes tu vida personal o tus gastos personales del dinero que corresponde a las inversiones, transacciones o diferentes negocios que tengas en mente.

Ahora bien, en este punto debemos hablar del “coste de oportunidad” y ¿de qué va esto? Pues bien, se trata de que si eres una persona establecida, que cuenta con una empresa constituida o un negocio que va marchando bien y consideras que tienes la capacidad de invertir de manera inteligente y seria, pues entonces allí podrías tener un coste de oportunidad.

Y es que ese dinero que has ahorrado para ese posible evento, puede servirte para impulsar tu empresa cuando estás convencido de que las probabilidades de que esta inyección de dinero va a terminar generando mucho más a través de tu empresa.

¡Ojo! Este punto es un punto que debes analizar con detenimiento y es una decisión que no te recomendamos que tomes a la ligera, pues recuerda que hay muchos temas a considerar como es el caso de las deudas malas o las deudas buenas, entre muchos más.

El punto es que analices si ese monto que estás intentando cubrir, pues tal vez alcanza un monto alto y bastante considerable que tal vez pueda brindarte otras oportunidades para generar mayor ingreso y pues terminar en lo que todos queremos, aumentar nuestro patrimonio económico.

Podemos entender que en principio todo esto resulte un poco abrumador y no te preocupes si no puedes decidir a la orden de ya, pues es normal que tengas todas estas dudas y que no te sientas muy seguro.

Pero, ahora que tienes una idea más clara de cuáles son los aspectos que debes considerar, puedes comenzar a evaluar la posibilidad de consultar con algún experto en el tema de finanzas o alguien que haya tenido un buen desenvolvimiento al momento de gestionar su dinero, cuál es su opinión y como esa opinión, puede favorecer tu caso.

Es importante que estos aspectos los tengas presentes en cualquier tipo de seguro que tengas en mente por tomar, ya sea para tu casa, coche, vehículo e incluso hasta para dispositivos móviles o cosas de menor valor.

Consideraciones importantes sobre los seguros

En términos generales, son muchas las personas que deciden no tomar los seguros porque consideran que son una estafa o que sea como sea la compañía siempre termina quedándose con la mejor parte y eres tu quien termina pagando todas esas ganancias que las entidades obtienen.

Pero, es importante que seas muy objetivo al tomar una decisión como esta, y es que sea una compañía de seguros o no, todas las empresas que prestan un servicio o te ofrecen un producto determinado, siempre están en la búsqueda de generar ingresos para al final del día pues generar una ganancia.

Recuerda que si bien se trata de seguros, pues al final termina siendo parte del mundo de los negocios y para que un negocio brinde resultados y sea rentable, evidentemente tiene que encontrar la manera de generar ganancias.

Otro punto importante antes de tomar tu decisión es que, evalúes muy bien el tipo de empresa con el que estás contactando y es que pues en el mundo de los negocios encuentras de todo. Empresas top con políticas muy claras y otras que tal vez no resulten tan definidas como esperabas.

No se trata de juzgar unas u otras, sino más bien de que puedas identificar cuál es el tipo de empresa que más te conviene, cuáles son los seguros que ofrecen y por supuesto, cuál tiene las cuotas que son ideales para tu presupuesto y que puedas cubrirlas con facilidad.

Así mismo, debes tener que no todos los seguros tienen los mismos términos y condiciones. Si bien el sistema es básicamente el mismo, sus características pueden variar entre uno y otro.

No es lo mismo hacer el pago de un seguro para tu coche, tu vivienda, tu negocio, tu empresa y otros bienes materiales, que hacer el pago de seguros que se enfocan en dar respuesta a eventualidades relacionadas con la salud, accidentes, mortalidad y otros aspectos.

Bien, ahora que tienes toda la información a la mano y conoces cuáles son los aspectos más importantes a considerar, entonces te recomendamos que evalúes cada uno de estos aspectos antes de tomar tu decisión.

PERFIL DEL AUTOR

¿Vale la pena pagar un seguro?
Iñaki García
Periodista. Fundador de Diario del Dinero, creador de una Agencia de Marketing y muy interesado en el mundo de las finanzas y el emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba