¿Qué es el apalancamiento financiero?

Que es el apalancamiento financiero

Para conocer qué es el apalancamiento financiero, debemos comenzar a referirnos al estricto sentido de la palabra. Apalancar, a nivel mecánico, se define como la acción de desplazar algún objeto con ayuda directa de una palanca. Moviéndonos al espacio económico, también se trata de una ayuda, pero, esta vez, en lugar de encontrarse representada por una herramienta física, estará presente como una deuda (préstamo).

¿Qué es el apalancamiento financiero?

Es una vía financiera que le permite a un empresario o emprendedor poder accionar un capital superior en comparación al que dispone para hacer crecer un proyecto. Le da mayor holgura de inversión, facilitando así que los resultados se obtengan en un lapso de tiempo menor.

¿Cuál es la mejor estrategia de apalancamiento financiero?

El préstamo es la estrategia o mecanismo de apalancamiento que mejores resultados ha permitido hasta la fecha. Por medio de él, se vuelve posible duplicar, triplicar y mucho más cualquier inversión que se tenía como base con los recursos financieros a disposición. A la par, existe un riesgo lógico de cualquier deuda, por ello, el estudio previo a decidir hacer un apalancamiento debe ser minucioso, exhaustivo y preciso. Escatimar en gastos para el análisis, proyección y viabilidad de un endeudamiento profundo nunca será una buena idea.

En operaciones básicas, para que el apalancamiento financiero surta efecto, las ganancias generadas deben superar a la inversión más los intereses producto del endeudamiento.

Cálculo del apalancamiento financiero

Apalancamiento Financiero
Apalancamiento Financiero. Diario del Dinero.

Si la cantidad propia invertida es de 10 y el monto total de inversión es de 1000, entonces el apalancamiento financiero será de 1:100. Dicho de otra forma, por cada euro invertido habrá 99 euros de deuda. En este caso, la desproporción se debe a que el capital que salió de nuestro bolsillo solo representaría el 1% del total invertido. Prácticamente sin dinero se está comenzando un negocio, pero con un riesgo sumamente elevado.

Ejemplo de beneficio

Para llevar el apalancamiento financiero a la práctica de una manera sencilla, vamos a estudiar brevemente un ejemplo que puede ayudar a abrir la mente y no cometer errores de beneficio final.

Luego de hacer todo el papeleo correspondiente para solicitar un préstamo, una empresa de fabricación de neumáticos pide 50 mil euros al banco en forma de crédito. Con ese capital se logra poner en marcha el negocio y sale la primera serie de neumáticos, con los cuales fue posible ingresar 80 mil euros. A esto hay que incluirle 10 mil euros de gastos por el pago del personal y servicios.

En definitiva, el balance final de beneficio en la empresa de neumáticos quedaría de la siguiente manera: 80 mil euros (ganancias de producción) – 50 mil euros (préstamo) – 9 mil euros (intereses del préstamo) – 10 mil euros (gastos por el pago del personal y servicios) = 11 mil euros. De este modo, queda en evidencia que el apalancamiento financiero funciona si se aplica de una manera coherente y haciendo el cálculo correcto del gasto acumulado por periodos finitos.

Derivaciones del apalancamiento

De acuerdo al equilibrio final resultante del mecanismo de apalancamiento, encontraremos tres tipos bien marcados:

Neutro. Se considera apalancamiento financiero neutro cuando las ganancias y los gastos (incluidos los intereses del préstamo) están equilibrados, es decir, no se produce ni incremento del beneficio económico ni tampoco del endeudamiento.

Positivo. Esta derivación es justo la que tratamos en el ejemplo de la empresa de neumáticos, donde las ganancias derivadas del apalancamiento terminaron superando con creces a la totalidad de los gastos.

Negativo. Es el opuesto del tipo anterior, pues los gastos sobrepasan a las ganancias, haciendo insostenible el negocio y llevándolo ineludiblemente a la quiebra. Aunque hay formas de revertir esta condición.

Ventajas del mecanismo

Hay aspectos determinantes de este mecanismo que permiten que las personas puedan sacar adelante sus proyectos. Algunas de las ventajas más importantes son:

  • Inversiones multiplicadas en relación al dinero con el que se dispone.
  • Aumento acelerado e inmediato de la rentabilidad.
  • Favorecimiento de la posibilidad de hacer crecer el negocio en diversas áreas a la vez.
  • Presencia de muchas opciones de apalancamiento fáciles de asumir para comenzar.

Así como existen ventajas, también se encuentran las desventajas. Estas están dirigidas hacia el endeudamiento sin cabeza y la repetición de estrategias que no permiten un alcance positivo. Se recomienda poner el ojo a las tasas de interés variable, pues el cálculo de los gastos debe irse actualizando con el fin de hacer los ajustes que hagan falta.

Ahora sí conoces lo que es el apalancamiento financiero, un endeudamiento que puede impulsar cualquier negocio si es implementado paso a paso, según el manual y con el apoyo acertado de profesionales.

PERFIL DEL AUTOR

Daniel Osuna
Daniel Osuna
Redactor Polivalente - Ingeniero Metalúrgico - SEO. Trabajando en el mundo online desde hace varios años y en una gran cantidad de proyectos tanto de periodismo como de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba