¿Cómo calcular la rentabilidad de los bonos del tesoro?

Cómo calcular la rentabilidad de los bonos del tesoro

La rentabilidad y viabilidad son palabras que nos gusta utilizar durante la generación de dinero. En tal sentido, es una fantástica idea saber cómo calcularlas. Esta vez, aprenderemos a calcular la rentabilidad de los bonos del tesoro, algo que nos abrirá la visión periférica del mercado. ¡Vamos a por los bonos!

¿Qué es un bono del tesoro?

Como es un clásico para nuestras explicaciones y fundamental para ir escalando en la pirámide del conocimiento, nos la jugamos en primera instancia con lo que es un bono del tesoro. Se trata de un título considerado de renta fija que emite el estado. Este se utiliza por parte del estado para conseguir solventar algún déficit.

La particularidad de los bonos del tesoro es que se emiten con una obligación de pago habitual entre 3 y 5 años. Superado el plazo fijado, el acreedor recibirá su pago junto al interés preestablecido en el título de la deuda.

¿Cómo calcular la rentabilidad de los bonos del tesoro?

No debemos olvidar que lo favorable de los bonos del tesoro es que el riesgo que presentan es bajo, por lo que resulta beneficioso si eres de los que se arman de paciencia para obtener ingresos.

El cálculo de la rentabilidad de los bonos del tesoro se hace con la evolución del Producto Interno Bruto (PIB) y la inflación, de modo que debemos poner mucho ojo a los intereses que se acuerden con el estado.

Lo básico en este caso es que se consiga cubrir la inflación del periodo establecido con un valor agregado, de modo que termine siendo rentable ese riesgo al que hemos sometido el dinero en favor del gobierno. En otras palabras, si la rentabilidad que estimamos es igual a la inflación, al pasar el periodo tendremos exactamente la misma cantidad de dinero, pero con tiempo perdido irrecuperable.

Ejemplo para el cálculo de rentabilidad de los bonos del tesoro

Analizando que habrá un crecimiento del PIB del 4 % y una inflación del 3 %, al momento de comprar bonos del tesoro acordaremos una rentabilidad del 7 % (3 % de inflación + 4 % de PIB). De esta manera, al adquirir bonos por 1000 euros y pasado el tiempo definido obtendremos 1070 euros.

Bajo el ejemplo anterior, si deseábamos comprar una bicicleta de 1000 euros al instante de captar los bonos, notamos que esta aumentó pasado el tiempo y debido a la inflación del 3 % hasta los 1030 euros. Así pues, luego de vender los bonos, seremos capaces de comprar la bicicleta y obtener un beneficio restante de 40 euros.

Este método funciona cuando se trata de años en donde se analice una economía de cierta estabilidad.

Fórmula para mercados volátiles

Si los mercados son volátiles no se recomienda esta clase de inversión, pero en estos casos la fórmula ideal es:

Rentabilidad de los bonos.

TIR = Tasa Interna de Retorno.

PV = Precio de amortización.

PC = Precio de compra.

N = Cantidad o número de bonos desde la compra hasta la fecha de vencimiento.

T = Días válidos entre la compra y el vencimiento.

C = Importe del bono.

Tj = Días entre fecha de análisis y la de vencimiento del bono.  

PERFIL DEL AUTOR

Daniel Osuna
Daniel Osuna
Redactor Polivalente - Ingeniero Metalúrgico - SEO. Trabajando en el mundo online desde hace varios años y en una gran cantidad de proyectos tanto de periodismo como de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba